Kapha – Tierra y Agua

Kapha

¡Llegamos al último post de la serie! Esta semana hemos estado hablando acerca de los distintos doshas o tipos de cuerpo Vata, Pitta y hoy hablaremos del último de ellos: Kapha.

Hay muchas cualidades físicas que se asocian a este dosha como la estabilidad y la fuerza; de hecho en Ayurveda se considera que las personas con este tipo de cuerpo son muy “suertudas” pues suelen gozar de muy buena salud cuando se encuentran en balance. Gracias a que tienen niveles de energía muy estables estas personas no suelen fatigarse con facilidad y su personalidad innata es afectiva, tolerante e indulgente.

En otros doshas basta que la persona esté expuesta a unos cuantos días o meses de una situación adversa para que un desbalance se manifieste, sin embargo el proceso para que Kapha se desbalancee es uno más lento y gradual, que cuando sucede puede traer muy serias consecuencias para la salud.

Aquí va una lista de características más puntuales para que veás si te sentís identificado con ellas:

  • Contextura física grande, usualmente son personas con mucha fuerza
  • Piel tersa y gruesa, en ocasiones tiende a ser un poco grasosa
  • Muy buena memoria
  • Personalidad relajada y tranquila, no es común el enojo
  • Buenos niveles de empatía con otras personas
  • Sueño muy profundo y prolongado
  • Digestión lenta
  • Tendencia a ser posesivo y complaciente

Tal como lo mencioné antes, las personas cuyo dosha predominante es Kapha suelen tener una excelente resistencia a la enfermedad cuando se encuentran en balance, sin embargo hay varias situaciones que pueden llevar gradualmente a estas personas a manifestar una serie de síntomas que afectan mucho su salud y vida cotidiana. Algunas de estas situaciones podrían ser:

  • Has estado bajo mucho estrés y has reaccionado a esto sintiéndote inseguro y no deseado
  • Algún problema de salud típico de Kapha como alergias, obesidad o diabetes es común en tu familia
  • Has ganado mucho peso últimamente y te sentís deprimido o triste por esto
  • Tu dieta contiene cantidades grandes de azúcar, sal, comidas grasosas o fritas y lácteos (en especial el queso, la leche y los helados)
  • Has actuado de manera muy dependiente y sobreprotectora en tus relaciones interpersonales
  • El clima está muy húmedo (los mayores problemas de Kapha como las alergias se dan en época lluviosa)
  • Ponés mucho énfasis en poseer y guardar cosas

Si leíste esa lista y te sentiste identificado con una o varias de las situaciones lo más probable es que estés sufriendo de las consecuencias de un desbalance Kapha como lo son la obesidad, la diabetes o resistencia a la insulina, las alergias (al clima, a la comida a todo lo que se te pueda ocurrir), la hipertensión, colesterol alto, cansancio, dolor de articulaciones y dificultad para respirar. En cuanto a tu personalidad podés estar notando síntomas de depresión, unas ganas enormes de dormir más de la cuenta y posesividad.

Al igual que con los otros doshas la mejor manera de restaurar el balance es mediante cambios en la alimentación y el ejercicio, pero en el caso particular de Kapha el truco está en la ESTIMULACIÓN. Ya que las personas cuyo dosha predominante es Kapha son muy estables, el estimular los sentidos con nuevas experiencias, pasatiempos, etc. es la clave para volver a disfrutar de todos los atributos positivos que hacen a Kapha uno de los doshas más deseables en Ayurveda.

La alimentación en este dosha debe de estar concentrada en buscar comidas que sea livianas, estimulantes, con bajas cantidades de grasas y azúcares y que favorezcan los sabores amargos y picantes. Lo ideal para Kapha es preparar comidas con métodos que no utilicen mucha grasa (horneado, parrilla, usando el broiler). Si tenés la opción, escogé siempre comida caliente antes de comida fría (pescado a la parrilla en lugar de ensalada de atún, manzanas al horno en lugar de helados), con la excepción de frutas y vegetales crudos ya que estos son sumamente beneficiosos para Kapha. Tratá de iniciar el almuerzo con una ensalada,y consumir frutas enteras en el desayuno y la merienda. Ojo que estas son muchas de las recomendaciones nutricionales que se dan hoy en día en forma general a los pacientes, pero de acuerdo con el Ayurveda, son más beneficiosas para Kapha que para los demás doshas (el exceso de comidas crudas traen problemas a Vata y las calientes o picantes le dan problemas a Pitta).

Con respecto al ejercicio Kapha tiene una gran ventaja: es el dosha con más fuerza y resistencia física. Gracias a esto las personas con este tipo de cuerpo pueden exigirse un poquito más que los demás. Entre los ejercicios ideales están correr, remar, bailar y el entrenamiento contra resistencia ya sea con pesas o utilizando la resistencia de tu propio cuerpo como se hace en crossfit. Es importante mencionar que si estás empezando una rutina de ejercicios y tenés  mucho sobrepeso debés inciarla de manera muy gradual para no lastimar tus articulaciones y acondicionarte físicamente. Te aseguro que una vez que esto haya ocurrido vas a ser la persona más fuerte y con más aguante de tu clase en el gimnasio, o la que mejor corra esa carrera.

Debido a tu contextura física y a las características de tu dosha es posible que nunca llegués a estar demasiado delgado. Eso está bien y es lo normal y natural para este tipo de cuerpo. En lugar de aspirar a ideales inventados de lo que es un cuerpo deseable, aspirá a estar balanceado y a explotar tus mejores cualidades físicas de fuerza, resistencia y excelente salud.

Espero que hayan disfrutado de esta serie de posts de los distintos doshas, que se hayan sentido identificados con alguno de ellos y que hagan la prueba con las recomendaciones personalizadas, les aseguro que sentirán un gran cambio. La próxima semana estaremos hablando de los horarios ideales para tu vida cotidiana y tocaremos otros temas de nutrición y salud. ¡Nos “vemos” luego!

Advertisements

Pitta – Fuego y Agua

Pita

Llegamos al segundo dosha: Pitta. Si es la primera vez que llegás al blog te sugiero que leás los primeros dos posts de esta serie aquí y aquí. Los dos elementos que mejor describen a las personas Pitta son fuego y agua. ¿Un poco raro, verdad? Pareciera como que el fuego y el agua tuvieran características opuestas, sin embargo cuando Pitta es el dosha predominante se encuentran particularidades de ambos. ¿Todavía no estás seguro de sí este es tu tipo de cuerpo? Tal vez esta descripción te ayude a aclararlo.
Las personas con una gran presencia del dosha Pitta tienden a ser decididas, ambiciosas, muy intelectuales, extrovertidas y argumentativas. No es de extrañarse que muchas personas con estas características lleguen a triunfar en el mundo de los negocios o que sean altos ejecutivos ya que su personalidad está como hecha para esto. También es muy común ver atletas con esta descripción ya que su estructura corporal, unida a su actitud, son una combinación perfecta para el deporte competitivo. Cuando se encuentran en balance son personas cálidas, amables y se muestran contentas con la vida.
Otras características muy de Pitta son:

  • Cuerpo de contextura media
  • Carácter emprendedor que busca siempre nuevos retos
  • Vivir bajo un horario y tener la sensación de que el tiempo no se debe de desperdiciar
  • Tomar control o liderazgo de las situaciones antes de que otros lo hagan
  • Digestión fuerte, sensación de hambre regular
  • Tendencia al enojo. Irritabilidad en situaciones de estrés
  • Aversión al sol y al clima muy caliente

Es común que una persona dominada por la influencia de este dosha tenga el cabello fino y que este tenga canas antes de lo usual. Tienen una tendencia innata a ser ordenados y manejar de la mejor forma sus finanzas y energía  y usualmente son muy buenos oradores.
Debido a que las características de Pitta son quizás las más deseables en el mundo laboral actual esto puede llevar a excesos que causen desbalances y afecten su salud. O peor aún, pueden hacer que personas de otros doshas aspiren a tener todas las características de Pitta y se agoten en el intento. Recuerden lo que mencioné en un post anterior: somos perfectos en nuestra individualidad, sólo nos tenemos que convencer a nosotros mismos de esto.
Algunas situaciones pueden agravar a Pitta y convertir a sus características en una serie de padecimientos que pueden ser muy molestos. Leé esta lista para ver si alguna de estas está siendo la causante de inconvenientes:

  • Has pasado por situaciones de mucho estrés y has reaccionado a este suprimiendo tu frustración y no expresándola apropiadamente
  • Te exigís excesivamente a vos y a otros y vivís bajo la constante presión de “no perder el tiempo”
  • Has comido mucha comida picante, frita y grasosa últimamente
  • Agregás mucha sal a tus comidas o has favorecido sabores muy ácidos en tus alimentos y bebidas
  • El clima está muy caliente últimamente

Algunos de los principales indicadores de que estás en desbalance son problemas en el tracto gastrointestinal alto como gastritis, úlceras y reflujo, acné, hambre excesiva, irritabilidad, auto critica excesiva, intolerancia al calor, pérdida temprana del cabello, entre otros.
El mejor remedio para el exceso de Pitta es la MODERACIÓN. Al igual que con Vata la cura es medio complicada ya que la falta de moderación es probablemente lo que causó el problema desde un inicio, sin embargo es lo mejor si queremos que nuestro cuerpo alcance su mayor potencial de salud y que nuestras características sean nuestras cualidades y no las causantes de malestares físicos.
Las personas cuyo dosha predominante es Pitta se pueden ver beneficiadas con las exposición a la belleza natural (un paseo de fin de semana lo puede curar todo, así como ver el atardecer o caminar por un parque). También es muy bueno para el balance del dosha sacar tiempo para actividades de ocio, balancear la actividad y el descanso, disminuir los estimulantes en su vida y pasar tiempo en un clima frío.
Las recomendaciones nutricionales más importantes son: favorecer los alimentos con sabores amargos o astringentes como vegetales de hoja verde (espinacas, kale, acelgas, etc), disminuir la cantidad de grasa y sal que se agrega a las comidas y favorecer comidas tibias o frías, pero tratar de evitar las comidas calientes. Es importante evitar los sabores muy ácidos ya que esto agrava a Pitta (como los encontrados en el yogurt, los pepinillos y el queso), la única excepción a esto es el jugo de limón que se puede usar con moderación a manera de aderezo. Aunque usualmente les fascina, la carne roja no es la mejor para personas dominadas por Pitta, ya que agrava sus síntomas. Una persona con estas características se ve beneficiada al escoger una ensalada en lugar de una sopa o al desayunar alimentos como tostada con jugo de manzana en lugar de atoles calientes.
Cuando se trata de actividad física, los mejores ejercicios son caminatas rápidas o trote, escalada, caminatas de montaña (moderadas a intensas) y natación. Es posible que sintás que tenés energía para hacer un montón de actividad física en un día o que esté en vos exigirte demasiado para complacer a tu naturaleza competitiva pero recordá que en la moderación está el secreto. Exigirte más de la cuenta en el deporte puede que no te afecte en ese momento físicamente sin embargo si no lo balanceás con periodos de descanso y seguís “a mil por hora” todo el día tarde o temprano verás un más profundo desbalance debido a tu dosha. La moderación puede ayudarte a “sacarle el jugo” a todas esos rasgos Pitta de manera positiva.
Mañana hablaremos del último tipo de cuerpo (Kapha) y ahondaremos en sus características, pero por el momento te invito a que si tenés alguna pregunta (ya sea de este post o de alguno de los anteriores) me escribás un comentario y con todo gusto te la responderé lo más pronto que pueda.

Vata – Aire y Espacio

Vata foto

Tal como lo prometí en el post de ayer esta semana vamos a hablar un poquito acerca de los distintos doshas o tipos de cuerpos, y cómo mantener la salud sin importar cuales sean nuestras características individuales. Voy a empezar por Vata.

Si ayer leíste las características de cada tipo de cuerpo  y te identificaste más con Vata es muy probable que este sea tu dosha predominante. Aquí les doy una lista más completa para que terminen de chequear:

  • Cuerpo liviano y delgado
  • Manos y pies fríos
  • Hambre y digestión irregular
  • Entusiasta, imaginativo, creativo
  • Amor por actividades emocionantes y el cambio constante
  • Dificultad para dormir profundamente, tendencia al insomnio
  • Preferir los climas calientes o cálidos antes que los fríos
  • Articulaciones que suenan con el movimiento
  • Cambios de humor
  • Aprender muy rápidamente. Olvidar muy rápidamente
  • Empezar cosas y no siempre terminarlas
  • Tendencia a preocuparse

Por supuesto que no todos estos puntos tienen que estar presentes al pie de la letra para que este sea tu tipo de cuerpo, pero son los más característicos.

Ahora viene lo más importante: ¿cómo saber si estoy en desbalance?. Hay varios indicadores que pueden decirnos esto, pero lo mejor no es ir al síntoma sino a la causa del problema. Es mejor buscar las situaciones más típicas en las que Vata puede “salirse de control”.

  • Has estado bajo mucho estrés últimamente y has reaccionado a este con ansiedad
  • Te has agotado física o mentalmente por un periodo extendido de tiempo
  • Fumás mucho, o tomás mucho alcohol
  • Ha sucedido algún cambio repentino en tu vida
  • Tu dieta incluye muchas comidas crudas, frías y secas. Usualmente tomás bebidas muy frías o con hielo.
  • Has estado en una dieta restrictiva o te saltás tiempos de comida.
  • Has pasado varios días sin dormir o has dormido insuficientemente.
  • Has viajado últimamente
  • El clima está sumamente frío o has pasado muchos días en un clima muy frío

Si has pasado por una de estas situaciones es probable que hayás empezado a notar los problemas que se dan cuando Vata está en desbalance como ansiedad, insomnio, gases o problemas digestivos a nivel del colon, depresión leve (o simplemente una disminución en cuanto disfrutás el día a día), dolores de espalda, pérdida de peso, falta de apetito, incapacidad de relajarse, entre otros.

La manera más fácil de que Vata recobre el balance es mediante la RUTINA. Esto es medio complicado porque usualmente los Vatas no disfrutamos mucho de la rutina, sin embargo es lo que apacigua más nuestros síntomas: comer y acostarse todos los días a horas similares. Esto no quiere decir que debemos vivir una vida aburridísima pero sí tratar de conservar ciertos patrones aún en momentos de cambio que nos ayuden a estar en calma en medio del caos. Además de esto hay otras sugerencias en cuanto a alimentación y ejercicio.

Es mejor favorecer alimentos calientes o tibios, con texturas moderadamente pesadas, agregar grasas saludables en las comidas y preferir los sabores salados, dulces y ácidos. Para estar en balance las personas Vata deberían evitar consumir muchas ensaladas o vegetales crudos, comidas que sean muy secas o frías (nunca pedir refrescos con hielo). Esto no quiere decir que tenemos un pase libre a consumir 4 platos diarios de pasta en salsa de crema, pero sí quiere decir que si tenemos la opción entre una taza de ensalada y una de vegetales cocidos, lo ideal para Vata sería escoger los vegetales cocidos; o si debemos escoger entre una porción de cereal de desayuno frío y una porción de avena tibia lo ideal sería irnos por la avena.

En cuanto a la actividad física lo mejor es escoger ejercicios como yoga, pilates, natación, caminatas, hiking (nivel moderado) y ciclismo recreativo (recientemente descubrí que el paddleboarding recreativo es también uno de esos ejercicios que es compatible). Cualquier persona cuyo dosha predominante sea Vata debe tener mucho cuidado de no empujarse mucho más allá de sus límites o cansarse en exceso (algo que es visto en el deporte como una cualidad, pero que es en realidad muy dañino para este dosha).

El nombre de este post es “Vata – Aire y Espacio”. Hace miles de años cuando los primeros libros de Ayurveda fueron escritos, los “doctores” solamente tenían como referencia los elementos de la naturaleza para describir lo que veían, y le asignaron dos elementos a cada dosha de acuerdo a sus características principales. Los de Vata son aire y espacio. Mañana les cuento cuáles son los que mejor describen a Pitta. ¡Hasta entonces!

Vata, Pitta, Kapha

Vata Pita Kapha

Al final del post explicaré por qué escogí esta foto para ilustrar. Por ahora vamos a lo que probablemente están pensando: ¿Vata, Pitta y Kapha? Para cualquiera que nunca haya escuchado de Ayurveda, ninguna de estas palabras tiene mayor sentido, sin embargo son importantísimas para entendernos y lograr encontrar la salud.

Uno de los mayores errores de la nutrición y las ciencias de la salud como las conocemos hoy en día es el hecho de pensar que lo que funciona para “fulanita”, tiene el mismo efecto en “sutanita”, o sea que si todos comiéramos una dieta con el mismo contenido deberíamos estar saludables y felices. Sin embargo la práctica y la experiencia propia nos dice que no es así. La misma ensalada puede darle energía y caerle súper bien a una persona, y súper mal a otra y llenarla de síntomas incómodos como gases, dolor de estómago, etc. Correr puede resultar agotador para algunas personas, pero puede darle una gran felicidad a otras.

Desde hace miles de años el Ayurveda tiene una respuesta para esto: no todos somos iguales. Existen diferentes tipos de cuerpos, con distintas características o principios operativos que se llaman doshas. Existen 3 doshas: Vata, Pitta y Kapha, y de ahí viene el nombre de este post. Para determinar cuál es tu tipo de cuerpo con exactitud lo ideal es que un especialista en Ayurveda tome tu pulso y te haga una lista muy extensa de preguntas, pero uno rápidamente puede darse una idea de por donde anda la cosa viendo las principales características de cada dosha. El siguiente resumen es del libro “Salud Perfecta” de Deepak Chopra.

VATA:

  • Tengo una contextura delgada, no gano peso fácilmente
  • Usualmente tengo dificultad para quedarme dormido o dormir profundamente
  • Mi mente es muy activa y muy imaginativa
  • Aprendo rápido, pero también olvido rápidamente
  • Soy entusiasta por naturaleza

 

PITA

  • En mis actividades tiendo a ser preciso y ordenado
  • Aunque no siempre lo muestre, me enojo fácilmente
  • Si me salto una comida me siento muy incómodo
  • Son de mi gusto las bebidas muy frías, los helados y las comidas frías

 

KAPHA

  • Gano peso más fácilmente que la mayoría de las personas y lo pierdo más lentamente
  • Tengo una disposición calmada, no me altero fácilmente
  • Debo dormir al menos 8 horas cada noche, a veces más
  • El clima frío y húmedo me molesta
  • Tengo niveles estables de energía

¿Ya se identificaron con alguno? Desde la primera vez que yo hice ese test hace cerca de 15 años yo supe inmediatamente que mi dosha predominante era Vata. Nunca había encontrado una descripción más exacta acerca de mis particularidades, y aunque algunas muchas cosas han cambiado desde entonces, mi esencia sigue siendo la misma. Mi tipo particular de cuerpo se siente mejor comiendo ciertas comidas y haciendo ciertos ejercicios, y cuando en ocasiones he querido hacer cosas saludables de “moda” (comer mucha comida cruda, correr largas distancias) me he dado cuenta que lo que es bueno para otras personas, no es lo mejor para mí.

Al inicio del post puse una foto junto con mi mamá y mi hermana. Después de haber leído todas las descripciones, les cuento que cada una de nosotras tiene un dosha predominante distinto. El de mi hermana es Kapha  y el de mi mamá Pitta (aunque ella es una mezcla de dos doshas por igual, pero eso lo explicaré después). Cada una necesita distintos niveles de actividad física y distintos tipos de comida para sentirse bien. 

¿Querés saber más? Durante esta próxima semana estaré detallando más cada uno de los doshas y las sugerencias para que cada una de las personas pueda vivir al máximo potencial de su cuerpo.