Menú APLV | Una semana sin lácteos, soya y huevo.

Una de las cosas que más me costó a mí del diagnóstico de mis chicos con APLV fue saber qué comer. A pesar de entender que tenía muchas opciones, siempre me quedaba como congelada cuando tenía que escoger algo para preparar o pedir y terminaba recurriendo a las mismas opciones “seguras” y sintiéndome frustrada de la dieta tan “limitada” que tenía.

Pero conforme fue pasando el tiempo me di cuenta que los límites estaban más en mí, y que habían cientos de opciones. Empecé a buscar en blogs, a inventarme recetas, a volver a lo básico y para el final de ambas lactancias ¡yo comía delicioso!

Hoy les quiero compartir un menú de una semana (de lunes a viernes 3 veces al día) de comidas libres de lácteos, soya y huevo. Estos son 3 de los alergenos más comunes que se eliminan cuando las mamás están haciendo un dieta para continuar con la lactancia de un bebe alérgico. Más adelante compartiré ideas para menús aún más restringidos también.

Como no vienen las recetas de cada una de las comidas entonces veo importante hacer algunas observaciones:

  1. Las comidas se deben cocinar siempre con olores y condimentos naturales, por ejemplo ajo, cebolla, chile dulce, culantro castilla, culantro coyote, hierbas como romero, orégano, albahaca, hojas de laurel, sal y pimienta.
  2. No se deben usar consomés, ni salsas de las que ya vienen listas, ni salsa lizano o china porque esas en su mayoría contienen ingredientes con algo de soya.
  3. La grasa para cocinar debe ser algún aceite que no sea de soya, ni mantequilla o margarina. Se pueden utilizar aceite de oliva, aceite de maíz, o de girasol, por ejemplo.
  4. Hacer todo lo más casero posible, por ejemplo, si hacemos chalupas freír las tortillas en casa con el aceite de girasol, o hacer frijoles molidos con los mismos frijoles que tenemos en casa (sin salsa lizano ni condimentos procesados).
  5. A las tostadas de pan Ruiseñor o Konig no se les debe agregar mantequilla, margarina o queso crema. En lugar de eso se puede utilizar mantequilla de almendras, mantequilla de girasol (Sunbutter), o un spread seguro como el Earth Balance de aceite de oliva.
  6. Las comidas las hago (en su mayoría) aprovechando la carne que se hizo en el almuerzo para utilizarla de forma práctica en la cena. Eso lo hacemos en mi casa y acorta el tiempo de preparación
  7. El miércoles viene una sugerencia de pancakes al desayuno, esta es la receta que utilizo.

Aquí les comparto mis ideas:

Espero que les sea útil, y si tienen algunas recetas adicionales que no pueden faltar en su menú APLV las compartan en comentarios, para que otras mamás puedan inspirarse también 🙂


Si estás empezando en esta jornada de amamantar a un bebé alérgico, te sugiero visitar los recursos gratuitos que he escrito en el blog dando click aquí.

Si necesitás un acompañamiento más personalizado también podés visitar este link para averiguar más del coaching de lactancia y alergias de Salud y Cuchara. Amamantar a un bebé alérgico es posible, y con alguien que te acompañe en cada paso es aún más fácil.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s