Tiempo de Quiche

20131023-143701.jpg
Últimamente ando buscando recetas nuevas para probar en mi casa y ampliar mi recetario. El quiche es un platillo que siempre me ha encantando pero me limito a pedirlo en restaurantes y cafeterías porque me parecía que hacer uno llevaba mucho tiempo y era un proceso complicado. Hasta que me encontré con uno de mis nuevos blogs favoritos: The LoDown. La autora de este blog dedica la mayoría de sus posts a temas de belleza y moda, pero últimamente ha estado compartiendo sus recetas, y déjenme decirles que son deliciosas. El fin de semana pasado hice una de pescado al horno con tomillo y risotto de hongos exquisita y desde ese momento quedé “picada” por probar las otras que ha compartido, especialmente la de este quiche de zucchini y tomillo. Nunca sigo una receta al pie de la letra, así que lo que les voy a dar a continuación es mi versión, sin embargo todo el crédito creativo se lo lleva Lo, en The LoDown, no dejen de darse una vuelta.
Para hacer el quiche se necesita como una hora de tiempo, pero en realidad la mayor parte de esa hora es para el proceso de horneado, entonces la preparación termina siendo muy rápida. Ya no volveré a usar el tiempo como excusa para no hacer esta receta 😉
Las calorías y datos nutricionales calculados al final son para cada porción de quiche (la receta rinde para 6 porciones). Y vale hacer la salvedad: esta receta no es light. A pesar de no tener muchas kcal por porción, lleva pasta de hojaldre y queso crema (lo que eleva el contenido de grasa), sin embargo puede formar parte de una dieta balanceada y es una delicia en ocasiones especiales. Una opción que he pensado para hacerla más saludable es hacerla sin pasta (crustless quiche), se parecería más a un soufflé, pero creo que igual quedaría deliciosa porque los sabores más ricos no vienen de la pasta sino del “relleno”. Cuando tenga la receta masterizada para esta versión más liviana la estaré compartiendo por aquí también.

20131023-142343.jpg

Ingredientes:

-1 “hoja” de pasta de hojaldre (la podés encontrar en la sección de congelados del súper; muchas de las que encontrás traen más de una “capa” por caja, entonces debes separarlas y utilizar sólo una capa delgada que cubra el recipiente en el que hornearás el quiche)
-3 tiras de tocineta
-3 huevos y 3 claras de huevo
-1 zucchini grande partido en rodajas finas
-1/2 cebolla grande picada
-2 cditas de aceite de oliva
-4 ramitas de tomillo (sólo las hojas)
-4 cdas de agua
-2 cdas de queso crema
-Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Precalentá el horno a 350 F. Una vez que haya alcanzado esta temperatura colocá las tiras de tocineta en una bandeja para hornear y horneá hasta que estén crujientes.
Mientras la tocineta está en el horno coloca el aceite de oliva en una sartén. Freí la cebolla hasta que este cristalizada (como unos 3 minutos) y luego agregá el zucchini en rodajas y las hojitas de tomillo y cociná por 10 minutos hasta que el zucchini este suave. Agregá sal y pimienta al gusto. (¡Qué no se te olvide que tenés tocineta en el horno! Chequeala periódicamente para que no se queme).
En un bowl colocá los 3 huevos y las 3 claras de huevo con el agua, salpimentá al gusto (calculá lo que le pondrías a un huevo y multiplicalo por 6) y batí los huevos con un tenedor hasta que estén revueltos.
Forrá el pyrex (fondo y lados) en el que vayas a cocinar el quiche con la pasta de hojaldre. Asegúrate de que la capa quede homogénea pero delgada. Ahora estás listo para empezar a “armar” el quiche.
Partí la tocineta en trocito con tus manos y esparcí la mitad de los trocitos en el pyrex forrado con pasta, después de esto distribuí la mitad de la mezcla de zucchini, cebolla y tomillo y partí con tus manos una cucharada de queso crema sobre esto. Vertí la mitad de la mezcla de huevos. Repetí los mismos pasos (capa de tocineta, capa de vegetales, cucharada de queso crema y capa de huevos) una vez más.
Colocá el recipiente en el horno por 45 minutos o hasta que los huevos estén perfectamente cocinados en el centro del quiche (podés meter un cuchillo y ver si sale aún mojado).
¡Listo! Delicioso quiche, con súper poquito esfuerzo. Te recomiendo acompañarlo con alguna ensalada de sabor fuerte, como una de arúgula con peras.

Información nutricional: 150 kcal por porción (receta rinde 6 porciones). 7 g de carbohidratos. 8 g de proteínas. 10 gramos de grasa.

Advertisements

La rutina diaria – Al ritmo de la naturaleza

Atardecer

Si observamos con cuidado, todo en la naturaleza lleva un ritmo especial, un ciclo en el cual funciona perfectamente. Nuestros cuerpos están hechos para seguir este ritmo de la naturaleza, y por más que tratemos de ignorarlo, uno de los aspectos más importantes para vivir en armonía natural es respetar estos ciclos que dan soporte a nuestra salud.

¿Alguna vez se han quedado despiertos hasta la madrugada? Por ahí de las 11 p.m. es casi inevitable sentir un poco de sueño, y hasta bostezar un poco, pero una vez que pasa un rato hay como una inyección de energía, que nos permite estar despiertos y felices hasta que ya nuestro cuerpo está demasiado cansado para seguir. O todo lo contrario, cuando a veces nos despertamos a las 5:00 a.m. por accidente y sentimos mucha energía pero aún nos quedan horas para dormir entonces volvemos a la cama y cuando nos despertamos horas después, nos sentimos pesados y menos frescos.

De acuerdo con el Ayurveda, existen ciclos, o más bien “olas” alrededor del día dominados por características de cada uno de los doshas o tipos de cuerpo: Vata, Pitta y Kapha (podés leer más acerca de cada dosha haciendo click en el nombre), y es beneficioso para nosotros aprovechar esto para realizar ciertas actividades diarias que promueven nuestra salud. A esta rutina diaria se le llama Dinacharya.

Si bien al principio es un poco difícil hacer cambios en nuestra vida, podemos ir cambiando nuestra rutina poquito a poco e igual ver muchos beneficios. A continuación les voy a dejar los horarios sugeridos en el Ayurveda para nuestro día a día. Las horas son sugerencias del rango de tiempo cuando debe empezar la actividad, no de la duración de la misma.

6 a.m. – 8 a.m. Despertarse, rutina de la mañana, desayuno

El día empieza en un periodo dominado por Kapha. Kapha es un dosha relajado, calmado y lento. La mañana es un momento especial en el Ayurveda, pues nuestro cuerpo está hecho de manera que el gradual aumento de la luz del sol y sonidos naturales como el canto de los pájaros promuevan un despertar tranquilo y gradual. Lo ideal (aunque por experiencia se que esto es un poco difícil) es no despertarse con un despertador, ya que el ruido fuerte y el despertar abrupto que causa no favorece al ambiente de calma que debe existir en la mañana.

En buena teoría nuestro primer paso debería ser “desintoxicar” o “purificar” nuestro cuerpo para empezar el nuevo día, por lo que el Ayurveda sugiere tomar un vaso de agua tibia apenas despertamos, lavar nuestros dientes y lengua (sí, antes de comer), realizar actividad física y bañarnos. Incluso se sugiere un auto masaje y unos minutos de meditación (de eso hablaré con más detalle en otro post). La idea es preparar el cuerpo para el desayuno y las actividades del resto del día.

12 m.d. – 1 p.m. Almuerzo

Se sugiere que el almuerzo se haga en este tiempo del día pues es  una hora predominantemente Pitta. El dosha Pitta tiene como característica la fuerte digestión. Si almorzamos a estas horas y en las porciones adecuadas para nuestro cuerpo, rara vez tendremos alguna molestia relacionada con la digestión, sin embargo si vamos corriendo la hora y terminamos almorzando a las 3 p.m., nuestra digestión no será igual.

6 p.m. – 7 p.m. Cena

Esta vuelve a ser una hora dominada por Kapha, en la que el objetivo es llevar a nuestro cuerpo a un estado de calma luego de las actividades diarias, anticipándonos a la noche. La cena nunca será un buen momento para comer muchísimo, ya que de acuerdo con el ayurveda, no es un “ciclo” en el que nuestro cuerpo tenga una fuerte digestión. Es mejor mantener la comida de la cena más pequeña comparada a la del almuerzo.

9:30 pm – 10:30 p.m. Hora de acostarse

Para poder despertarnos a la hora sugerida, es importante acostarnos temprano. Si no estás acostumbrado a acostarte temprano podés probar ir gradualmente corriendo tu hora de ir a la cama. Si te esperás más allá de las 11 p.m. entrarás en un periodo dominado por Pitta y sentirás ganas de estar activo otra vez.

¿Listo para probar esta nueva rutina? Mañana hablaré un poquito más acerca de las actividades sugeridas para la mañana y como podés irlas incorporando poquito a poco e ir viendo los beneficios en tu salud y tu vida diaria. 

Una historia de adopción

20131001-174856.jpg
Quiero empezar este post por disculparme por estar “tan perdida”, tengo una fila de posts de ayurveda y salud (incluyendo uno de como comer de forma saludable y ahorrar dinero) haciendo fila, pero algo más ha ocupado mi mente estos últimos días: Lulú.
El sábado antepasado adoptamos una perrita. A pesar de que no había ningún plan de hacer nuestra familia perruna más grande, ese día salimos de la casa solos, y volvimos + 1. Para ese momento Lulú tenía una semana completa de estar en el mismo lugar en un pequeño centro comercial de El Coyol, de comer y tomar sólo lo que las personas de este centro le regalaban y de pasar horas bajo la lluvia. Según lo que nos contaron sus dueños la dejaron ahí y nunca más regresaron.
Ahora Lulú tiene dos camitas con muchas cobijas, comida y agua, expediciones diarias al parque a perseguir patos, una hermana perruna con la cual jugar y unos papás que la quieren mucho. No puedo estar más feliz con esta nueva adición a la familia 🙂